viernes, 28 de septiembre de 2012

PRESENTACION


El Concilio Vaticano II, en su Constitución Dogmática Dei Verbum, sobre la divina Revelación, resalta en su mismo inicio que, «Dios quiso en su bondad y sabiduría revelarse a sí mismo y dar a conocer el misterio de su voluntad mediante el cual los hombres, por medio de Cristo, Verbo encarnado, tienen acceso al Padre en el Espíritu Santo y se hacen consortes de la naturaleza divina» (DV 1). Esta revelación constituye un acto personal de comunicación que el Creador, Dios, quiere establecer con su creatura, el hombre, para entrar en una relación profunda de amor y tratarlo como amigo. Es verdad, Dios es amigo del hombre, un amigo que desde los albores de la creación no ha cesado de entrar en contacto y entablar un diálogo con cada uno de los hombres, a través de un sin fin de formas y maneras siempre nuevas, originales y sorpresivas; de esta manera, nos busca, nos llama, nos habla, en pocas palabras, se nos da Él mismo, porque, como dice San Pablo, en Él existimos, nos movemos y somos; mientras que, por parte del hombre, la respuesta a esta comunicación y donación ininterrumpida de parte de Dios, ha de brotar de un acto continuo de fe, una fe dinámica que revitalice nuestra vida y nos convierta en hombres nuevos, cuyo prototipo es el mismo Jesucristo.
Es por eso que, en este contexto de comunicación de Dios al hombre, y como parte de la misión de la Iglesia de usar los medios de comunicación social, en este caso el internet, con gran alegría y entusiasmo queremos compartir con todos nuestros interlocutores esta página web de nuestro querido Seminario Diocesano Guadalupano de Cuautitlán. 
Nuestra Página tiene como finalidad ser un medio para promover la vocación específicamente sacerdotal y dar a conocer la vida de nuestro seminario, así como ofrecer algunos artículos de reflexión sobre la formación sacerdotal, sobre temas de fe y algunos videos de promoción vocacional; buscando siempre que, a través de este instrumento, se  pueda ayudar a continuar esta comunicación divino-humana que nuestro buen Dios ha inaugurado desde la misma creación del hombre.
Agradezco a todas las personas que han hecho posible el lanzamiento de este proyecto, y a quienes estarán al pendiente del mismo, deseando vivamente que sea de gran utilidad para muchos.

Pbro. Martín González Soria
Rector

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada